sábado, 9 de abril de 2011

La ONU recuerda el legado de Elizabeth Taylor en la lucha contra el sida


Naciones Unidas, 8 abr (EFE).- El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, recordó hoy el legado de la recientemente fallecida Elizabeth Taylor en la lucha contra el sida y puso como ejemplo su trabajo y el de muchos otros miembros de la sociedad civil para lograr una mejora en la vida de los afectados por esa enfermedad.
"El mes pasado perdimos a una de las mayores activistas contra el sida. Elizabeth Taylor era conocida para muchos por su belleza única y su talento, pero para la familia de Naciones Unidas su estrella brillaba más que nunca como una campeona de la lucha contra el VIH y el sida", indicó el secretario general en un mensaje.
Ban recordó cómo Taylor (1932-2011) sufrió para organizar su primer evento relacionado con la lucha contra el sida y cómo ella misma decía que "jamás se había sentido tan rechazada en su vida" como entonces, cuando "todo el mundo le cerró la puerta, le colgó el teléfono y no quería verse relacionado".
"Si le colgaban el teléfono a Elizabteh Taylor, no puedo imaginarme por lo que todos ustedes pasaron para llevarnos a todos hasta donde estamos hoy", indicó el máximo responsable de la ONU en un acto en la sede del organismo en Nueva York con entidades civiles que luchan contra el sida.
"Elizabeth Taylor ya no está entre nosotros, pero ha dejado un gran legado", indicó Ban, quien animó a todas esas asociaciones a seguir "luchando y presionando" para conseguir un mayor apoyo en la lucha contra el sida.
Ban agradeció a los miembros de la sociedad civil "su contribución y su sacrificio" en favor de la lucha contra el sida y los responsabilizó de "los grandes avances" vistos en los últimos años en el campo de la prevención de la enfermedad y en el alcance del tratamiento a las millones de personas afectadas.
"Queda mucho por hacer. Hay que seguir presionando: se tiene que trabajar en una vacuna y en el encuentro de una cura", dijo el secretario general de la ONU, quien destacó que éste es "el momento de la verdad en la respuesta al sida".
Ban aseguró que, pese a que se han conseguido "mejoras extraordinarias" y se está "a un paso del éxito real", el VIH sigue extendiéndose mientras la financiación de la lucha contra el sida se ha estancado.
"Cinco personas se infectan cada minuto. Una de cada siete son niños. Millones de personas todavía no tienen acceso a las medicinas que les pueden salvar la vida", se lamentó Ban.
Entre otros objetivos, también se comprometió a trabajar para reducir a la mitad las transmisiones por sida, proveer tratamiento a 13 millones de personas, poner fin a la transmisión de madres a hijos e incluso luchar para anular las leyes existentes en algunos países que no permiten la entrada en sus fronteras a personas con VIH.
La declaración de Ban se produjo en el marco de una jornada en la ONU en la que se han reunido unas 400 personas representantes de la sociedad civil para analizar los avances en la lucha contra el sida y prepararse para la reunión de alto nivel que acogerá la Asamblea General de Naciones Unidas sobre el sida el próximo junio.
"La voz de la sociedad civil se mantiene poderosa mientras presiona a los Estados miembros a alcanzar una declaración llena de significado en junio", indicó el presidente de la Asamblea General, el suizo Joseph Deiss.
Por su parte, el director del Programa Conjunto de las Naciones Unidas contra el Sida (Onusida), Michel Sidibé, destacó "la importancia esencial que tiene la plena participación de la sociedad civil en la lucha contra el sida para que ésta sea un éxito".
"La sociedad civil tiene una habilidad única para construir puentes y crear enlaces entre los distintos actores. Los Estados miembros se encuentran ante una oportunidad de aprender cómo trabajar precisamente de las personas más afectadas por la epidemia", indicó Sidibé.
Los participantes en este encuentro hablaron de los nuevos desafíos que presenta la lucha contra el VIH y el sida, e hicieron un llamamiento a los Estados miembros de la ONU y a los donantes para que mantengan su compromiso a largo plaza contra la epidemia.
Para los presentes es vital que se fortalezcan los mecanismos de prevención del VIH, de tratamiento y también los servicios de apoyo a los afectados, además de que se acabe de una vez por todas con las barreras legales y políticas, los estigmas y la discriminación a los que éstos se siguen enfrentando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visita Mi Libreria Digital