martes, 9 de noviembre de 2010

Sabias que...

El VIH es frágil, sobrevive muy mal y muy poco tiempo fuera de un organismo.

Es un virus muy sensible al calor (no soporta más de 60º C). Por este motivo, para infectar el organismo, el virus debe penetrar en su interior y entrar en contacto con la sangre del individuo expuesto. 


Parece que la transmisión necesita una cantidad mínima de virus o un "umbral" para provocar una infección. Por debajo de ese umbral, el organismo consigue librarse del virus y le impide instalarse en él. 


El virus se ha encontrado primordialmente en la sangre, el esperma, flujo vaginal, leche materna y otras secreciones sexuales de las personas infectadas. También se ha encontrado en otros fluidos corporales, aunque no supera el umbral necesario para la infección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visita Mi Libreria Digital